El presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, Juan Carlos Martínez Moral, el pasado 12 de enero publicó una nota de prensa para informar que las gafas premontadas sólo se deben utilizar como repuesto en caso de emergencia. Ya que, este tipo de gafas no son una solución idónea para la presbicia o vista cansada, porque se fabrican con medidas estándares y prescinden de la adaptación individualizada de un profesional de la visión.

El consumo de las gafas premontadas esta aumentando, debido a la crisis económica de estos momentos, al desconocimiento de los usuarios o el hecho de evitarse una revisión visual. Por lo que, el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas alerta de que su uso puede acarrear consecuencias graves para la salud visual y ocular.

Lo realmente preocupante es que este tipo de gafas se pueden adquirir en diferentes puntos de venta, como gasolineras, bazares,… sin ningún control sanitario y se usan de manera errónea para corregir la presbicia o vista cansada. Ya que, es imprescindible la adaptación individualizada de una lente por parte de un óptico-optometrista porque cada persona presenta unas características morfológicas y anatómicas distintas y como es obvio, las gafas premontadas no lo tienen en cuenta.

Los problemas que pueden causar las gafas premontadas son lo siguientes:

  • Estas gafas se fabrican con unas medidas estándares de distancia interpupilar y graduación que sólo coinciden con un 5% de la población con presbicia.
  • Las lentes están fabricadas en su gran mayoría en plástico inyectado y sin ningún tratamiento de superficies ópticas, por lo que la imagen que producen tienen una gran cantidad de alteraciones y no cuentan con ningún control de calidad óptica.
  • Asimismo, el uso continuado de este tipo de gafas puede originar mareos y dolores de cabeza, así como dificultad y cansancio en la lectura.
  • Al estar las lentes montadas bajo un estándar de distancia interpupilar, el centro óptico de las lentes no coinciden con el eje visual de los ojos, por que el uso continuado de este producto induce a diversos efectos prismáticos y se producen síntomas de incomodidad visual.

Como conclusión, hay que decir que las gafas premontadas deben de cumplir una serie de requisitos de seguridad, eficacia y calidad. Por lo que a la hora de efectuar la compra, desde Natural Optics Modavision tu óptica en Paiporta y Valencia os recomendamos que acudáis a un establecimiento sanitario de óptica y bajo la supervisión de un experto óptico-optometrista que os facilitará y adaptará el producto más adecuado para vuestro problema y necesidad, con la máxima garantía de calidad.

Anuncios